España profunda

May 27, 2015 by

España profunda

La España profunda se encuentra en todos y cada uno de los rincones de España, como ha demostrado las Elecciones municipales y autonómicas pasadas. La ganadora de los comicios municipales de la ciudad de Barcelona; las dos mujeres que pugnan por la alcaldía de Madrid. La semejanza que ha encontrado algún comentarista, en el Confidencial (lunes 25 de mayo del 2015), entre estas elecciones y las celebradas en España en 1931.

¿A qué España pertenecen los proetarras que votan a las siglas cursis que todos conocemos? ¿A qué obedece el ascenso rápido y amenazante del partido Podemos?¿Y la fulgurante coincidencia en censurar la actitud del presidente del gobierno, en los medios de comunicación radiofónicos y televisivos? En el fondo del alma hispana no hay sentimientos democráticos. ¿A quién vamos a engañar?

Que la democracia debilita a los pueblos hispanos es una realidad, aquí en España y en Hispanoamérica. Podemos, gracias a su líder, Pablo Iglesias, lo ha entendido y no ha caído en la trampa del discurso posibilista que practican los políticos democráticos, desde el Partido Popular en adelante. ¿Quién influye en quién? La legitimidad del sistema político, la Monarquía constitucional, corresponde a la izquierda, toda vez que el régimen es una compensación histórica al bando republicano. Hasta que no se cierre este ciclo político asistiremos a sobresaltos…como Podemos, una facción de la izquierda, en consonancia con el régimen del 75. La apuesta de Rajoy no acaba con la legitimidad republicana; el centro-derecha español ha salvaguardado las instituciones políticas del régimen monárquico; la grave crisis económica impide aún la normalidad electoral. Rajoy predica con el orden constitucional; una parte de la ciudadanía no entiende de esto.

El Partido Popular gobierna con las exigencias de la UE en primer término; la política económica que dicta Alemania, la austeridad, no persigue objetivos económicos, sino transformaciones políticas en el sur de Europa: Grecia, España, etc.¿Esto es austeridad? “La deuda pública en España en 2014, que fue de 1.033.857 millones de euros, ha crecido 67.676 millones desde 2013 cuando fue de 966.181 millones de euros. Esta cifra supone que la deuda en 2014 alcanzó el 97,70% del PIB de España, una subida de 5,60 puntos respecto a 2013, en el que la deuda fue el 92,10% del PIB.” (http://www.datosmacro.com/deuda/espana)

La apuesta de Rajoy es muy arriesgada, porque el desenlace final sería un pacto PP-PSOE, en las Elecciones Generales de este año. Sin embargo, los recientes comicios predisponen al Partido Socialista a pactar con Podemos; la alcaldía de Madrid es un buen ejemplo. Las premisas del régimen del 75 siguen en pie; la derecha política no necesita refundarse, como exigen los barones territoriales del Partido Popular; el desafío catalán está a la vista y es el hecho capital para el gobierno del PP.

Las clases dominantes no deberían rasgarse las vestiduras por la posible elección de Manuela Carmena como alcaldesa de Madrid. La España profunda explica el comportamiento de los ricos y pobres de este país, que no aprende de los errores. Si la oligarquía catalana, grupo Planeta, ha sido clave para el ascenso de Podemos, a través del canal televisivo La Sexta, qué diremos de los poderosos que no anticipan nada. Tenemos entendido que la alcaldesa actual de Madrid, una vez deje el consistorio, partirá hacia Londres para reunirse…

Nuestra tesis es que los regímenes patrios se degradan y se destruyen. Como no podemos controlar los acontecimientos que se suceden, nos queda inferir que tarde o temprano la Monarquía constitucional caerá para dar paso a una nueva república. Al intentar describir y explicar el mal que correo las entrañas nacionales, recurriremos a la España profunda como razón última del carácter nacional.

Print Friendly, PDF & Email

Related Posts

Share This

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solve : *
4 ⁄ 1 =