La sociedad es un mito

Nov 28, 2013 by

El hombre es un animal social. Pero la Globalización podría reducir  la sociedad occidental, particularmente la europea, a un mito. No hay un propósito común verdadero. Se acentúa la lucha de clases, a partir de la amalgama del capitalismo global y la democracia liberal. La deslocalización industrial ha sido un golpe decisivo para reconocer que no existe pacto social alguno. Las elecciones generales que se celebran, con regularidad, en los países europeos no resuelven los grandes problemas: paro y otros conflictos socio económicos, inversión demográfica o desastres ecológicos, como incendios forestales en países mediterráneos

El cinismo es natural entre muchas de las instituciones públicas o privadas, que influyen en la conducta de los grupos sociales. Los medios de comunicación tradicionales y digitales sirven a los propósitos del poder. En un escenario de severa crisis, no hay freno para los comportamientos delictivos o inmorales, como lo demuestra la corrupción de partidos, sindicatos y otros actores destapada en España . El afán de enriquecimiento es la moral dominante, sin excepción, para detrimento de morales tradicionales, también corrompidas (abusos en jóvenes, desaparición de recién nacidos). Se sacrifican bienes morales, como la familia; el humanismo, sostén del cristianismo, desde el renacimiento, no informa la cultura occidental. Por lo cual, recientemente, un cuadro del pintor fallecido Francis Bacón batió un record de cotización, en una subasta neoyorquina, en este mes. 142,4 millones de dólares.

Según datos de la Oficina estadística europea, Eurostat, ya en 2010, el 23% de ciudadanos europeos (UE) estaban en riesgo de caer en la pobreza o en la exclusión social. Con la excepción de  Dinamarca, Eslovenia, Finlandia y Suecia. Una organización social satisfecha repite otros discursos: éxitos deportivos, éxitos culturales y los logros científicos y tecnológicos. Una paradoja que deja para revoluciones, guerras civiles o luchas emancipadoras los únicos casos de reto común social.

La citada Eurostat publicó el informe  “Tendencias de los Hogares en la Unión Europea: 1995–2025”. El tamaño medio de los hogares europeos (UE) para el año 2025, según las proyecciones barajadas, entre 2,5 ó 2.1 miembros. Sobresale una razón: las personas que viven solas, en especial mayores, empujadas por los cambios socio económicos y morales. No podemos hablar de sociedad, sino de mera organización social, aunque compleja e irreductible. Acaso, si son una sociedad los gitanos romaní que se ven en las calles de Madrid.

¿Qué valor tiene el voto para las clases dominantes? Conocedores de que los programas electorales son papel mojado, la hipocresía social regula las relaciones políticas en un régimen democrático. Los grupos de presión, bajo un proceder discreto, limitan al mínimo, los riesgos de los partidos en liza.

Estado y grandes empresas han demostrado cuán flexibles son ante la crisis. Cada año, desde el 2008, un 20% de las empresas españolas cerraron. La dominación que ejerce el comercio sobre el individuo no permite escapatoria; no podemos gobernar nuestro destino, mal que nos pese. El paradigma son las marcas hasta el punto que cada uno de nosotros es considerado como tal, para nuestra sorpresa y desafección de la realidad comercial.

Acierta el premio Planeta de este año al conceder el galardón a una escritora madrileña Clara Sánchez, con la novela “El cielo ha vuelto”. El eje de la obra literaria es la desconfianza en la sociedad actual.

La sociedad abierta

La revolución neoliberal en política y economía ha cambiado la faz de Occidente. Además, las múltiples transferencias de nuestra civilización a Oriente ha cambiado las relaciones internacionales. Por eso, le resulta tan difícil a Rusia recuperar una grandeza pasada. Grandes datos macroeconómicos, pero no reparamos en la base del nuevo sistema: una violencia estructural generalmente extendida.

Los medios de comunicación son los encargados de distribuir el contenido audiovisual con un alto componente violento. Las producciones norteamericanas destacan en este aspecto. Series de televisión o películas no saben ya prescindir de la violencia, en cualquiera de sus manifestaciones. El ciudadano está acostumbrado, pero no mide las consecuencias.

La violencia psíquica está en los centros de trabajo. La competencia conlleva agresividad; la incertidumbre de la carrera profesional de muchos ciudadanos como el hostigamiento u acoso son manifestaciones de la violencia del sistema.

En la vida privada, los problemas no desaparecen. Las disoluciones matrimoniales, esto es, divorcio, separaciones y nulidades, ascendieron a 110.651, en el año 2011.En lo relativo al aborto, desde el año 1985, se han producido en España 1,6 millones interrupciones del embarazo. Los asesinatos de pareja son realidades de la violencia en la familia: 700 mujeres muertas, en la última década, en España. Para completar el puzle, los colegios se han contagiado de esta enfermedad.

El sistema explota pasiones y miserias para asegurase un alto beneficio económico.

Europa occidental es materia de un experimento. El ex Arzobispo de Canterbury, Lord George Carey, advirtió, recientemente, que el cristianismo está en peligro de extinción en el Reino Unido. La situación, con lógicas diferencias, es común a los países de la Europa agnóstica, los que formaban parte del bloque libre durante la Guerra Fría.

Los valores militares también han desaparecido de la cultura dominante de Europa occidental. Sólo el comercio informa la vida diaria de los europeos. La paz, desde la II Guerra Mundial, ha contribuido a la preponderancia de los mercados. Ni la religión o la guerra son realidades tangibles. Estados Unidos es un caso distinto, pero la decadencia de Occidente es un hecho.

La sociedad occidental está fracturada; invertebrada en el sentido orteguiano; la negatividad, como demostró Hegel, domina las organizaciones sociales occidentales.

Print Friendly, PDF & Email

Related Posts

Share This

2 Comments

  1. dstr

    Asombro!, porque no había unificado y mundificado de la manera que lo hace este post, el asombroso, valga la redundancia provocativa, proceso de la destrucción social a la cual somos testigos de excepción.

    Quiero añadir otra categoría de lo ficticio que puede ser la situación Europea de paz, prosperidad (a pesar de la crisis) y libertad. Actualmente en el mundo tenemos activos decenas de conflictos de baja – alta intensidad, rodeando Europa como una amenaza permanente que ya se plasma en los propios conflictos culturales y políticos dentro de la eurozona.

    ver http://www.globalsecurity.org y http://www,crisisgroup.org/en.aspx
    http://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Guerras_y_conflictos_actuales

    Sin contar con los conflictos solapados de la antigua urss y las repúblicas subyacentes.

    Sorprende la distribución de los conflictos, asociados a una zona casi dentro del mismo paralelo y correspondiente a distribuciones geopolíticas que reflejan que se pretende conseguir con estos conflictos a la carta.

    Europa, se mantiene sin moral o decisión política ajena a estas realidades.

  2. I think other site proprietors should take this website as an model, very clean and excellent user genial style and design, let alone the content. You’re an expert in this topic!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solve : *
28 × 14 =