Con este Post, empezamos una serie de ellos orientados al concepto Global-Local-Global (GLG), en la genealogía de las grandes empresas multinacionales, con sesgo oligopólico y que tienen finalmente la capacidad para influenciar decisivamente a gobiernos locales hoy, globales mañana. La reencarnación del ciudadano Kane.

Huawei es un multinacional de la Telecomunicaciones que ha ganado un merecido posicionamiento de marca mundial, desde la pequeña ciudad China de Schenzen (que para los viajeros avezados y dados a conocer de todo, decir que se encuentra próxima a Hong-Kong) y todo gracias al infatigable impulso de su creador Ren Zhengfei.

26 años miran el pasado de esta corporación que empezó a crecer a finales de los años 90 y lo hizo con rapidez; su expansión global la ha situado al frente del sector, obteniendo una facturación este año de 35.400 millones de euros (66% fuera de China); Es innegable, China apoya a sus Dragones y los hace crecer, les inyecta financiación y mercados abiertos, casi, casi, igual que lo hace la E.U. ¿verdad?

Desde esta envidiable posición de superioridad y liderazgo en micro-electrónica, código  y tecnología de telecomunicaciones, ahora va a hacer una apuesta segura, dado que lo hace bajo el conocimiento acervado durante los últimos años trabajando para los grandes fabricantes de Telco; da el paso al mercado de smartphones.

Me acuerdo de sus inicios en España y concretamente en Madrid hace unos años, cuando se instalaron en una de las sedes de la empresa Telvent housing. Todos sus pocos trabajadores eran chinos, y su horario de trabajo ilimitado, sin descanso y sin saber hablar apenas español. Hoy se encuentran negociando con el Ministerio de Industria, para fijar los términos de un acuerdo que permitiría instalar un centro de I+D+i en España.

La empresa ha crecido desde hacer trabajos menores hasta hoy en día, donde generan patentes industriales, con una fuerte inversión en Innovación.

Si, es positivo que una empresa de esta magnitud venga a Europa y participe tecnológicamente, pero ante esto, que piensan los comisarios de la competencia, tecnología, desarrollo, sin hablar de programas Marco descafeinados; Todavía no se dan cuenta que en la soft-war, hay que apoyan al desarrollo de las corporaciones que nazcan en el seno de la E.U. y hay que hacerlo con toda la batería de medios y recursos que sean necesarios, aun pasando por la izquierda, al “derecho” de libre competencia. Me han comentado, que la diosa Europa hace tiempo que se recostó a dormir.

La E.U. formada por sus instituciones centrales, es un engranaje lento, torpe y excesivamente nacionalista; no existe una política común de potenciación industrial y tecnológica, no apoyan más allá de lo “políticamente correcto” a las empresas nacientes más prometedoras y hay elementos que hacen pensar, que la política Europea está fuertemente condicionada en su desarrollo por terceros actores y acuerdos torticeros. Ya me gustaría, que fruto de una visión clara, empezáramos a fabricar micro procesadores y electrónica miniaturizada a mayor nivel, que desarrollemos sistemas Operativos de última generación, etc., etc.

Otro cantar es E.E.U.U, donde se están poniendo trabas comerciales a la penetración de Huawei en ese gigantesco mercado, con un claro boicot proteccionista, que a nuestro juicio es mezquino mal calculado.  Si queremos seguir estando en las grandes ligas, hemos de hacerlo por el impulso y el desarrollo, pero no por el uso de medidas anti-comercio.

La corporación China, acaba de presentar nuevos terminales como el Ascend P2 y se sitúa en tercera posición detrás de Apple y Samsung. No por ello, pierde de vista su dimensión GLG y adopta códigos de conducta éticos, normativa ISO26000 y RSC, buscando ambiciosamente el bienestar de sus empleados y cumplir con las legislaciones vigentes.

Huawei trabaja en reducir la Brecha digital y cuenta con el apoyo en la sombre de su gobierno matriz, un modelo copiado de los Estados Unidos.

Mientras tanto Europa sigue durmiendo.

 

Print Friendly, PDF & Email