El Brexit se dilata; la rebelión catalana no se extingue. Eje Londres-Madrid para dibujar el mapa de la Primavera Europea. Dos crisis institucionales que comprometen el futuro de la Unión Europea. Gran Bretaña ha llegado al límite institucional con el cierre del Parlamento; España ve fracasar un gobierno tras otro, sin solución de continuidad.

Por el momento, el Brexit y la rebelión catalana no han conseguido que la Unión Europea experimente un freno definitivo. Sin embargo, son dos crisis abiertas, con sus respectivas opciones sobre la mesa.

La situación en Gran Bretaña obedece a una real división interna. Toda crisis tiene un vector interno y otro externo. Desde que ganara el voto positivo a salir de la Unión Europea, Gran Bretaña vive en el pasado, con una gran inconsciencia colectiva en el presente. El eje Londres-Madrid proyecta unas crisis institucionales enrevesadas.

Por su parte, España es incapaz de solventar la insurrección de la Generalidad catalana. Un estado fallido, sin recursos verdaderos para cerrar la rebelión catalana. Mientras, el gobierno español en funciones pretende la exhumación del General Franco, para lo cual ha fallado a favor del gobierno el Tribunal Supremo español. Aquí no mantenemos las formas, por culpa de nuestra cultura política. Qué contraste con la Corte Suprema británica, que ha levantada la suspensión del parlamento de la nación británica.

La obsesión de la izquierda española prueba que vive en el pasado, con una inconsciente colectiva en el presente, que afecta a la derecha del sistema, Partido Popular y Cs. El centro-derecha español vive en la Transición y no reacciona, aunque unas nuevas Elecciones Generales brinden nuevas oportunidades.

Gran Bretaña y España viven en el pasado y domina la inconsciencia colectiva. La división política británica nos traslada a los tiempos de la II Guerra Mundial y su enfrentamiento con Alemania, que las generaciones más mayores recuerda.

La rebelión catalana ha llevado a la izquierda a rememorar la II República española, que también conoció una rebelión de Generalidad (1934). Una inclinación evidente por el pasado, que nos acerca a la situación británica. La división española se acerca peligrosamente a la división británica.

Curiosamente, hay bases norteamericanas militares en Gran Bretaña y España (Rota). Así que las dos crisis instituciones se producen en países con su soberanía recortada. Si el poder militar no puede proyectar su influencia, nos explicamos los desafíos institucionales respectivos. El eje Londres-Madrid desafía a la Unión Europea, satisfecha en dar nuevos plazos al Brexit. Sobre la rebelión catalana, la Unión Europea no tiene un trato institucional con la misma.

Ya hemos advertido que hay probabilidades de que la crisis en España suponga la caída del régimen. La inconsciencia colectiva nos empuja en esa dirección. Entre tanto, la división británica mantiene el pulso con el eje Franco-alemán; Escocia en la recámara.

Si supiéramos que la Unión Europea hubiera descontado ambas crisis, tendríamos una tranquilidad de fondo. Pero no es el caso. El Brexit y la rebelión catalana han sido preparados desde hace tiempo. Europa vive en el pasado. El romanticismo político sigue vigente.

Ni la Iglesia Anglicana ni La Iglesia Católica están en el núcleo de poder de Gran Bretaña y España. Esto no quiere decir que ambas iglesias no mantengan vínculos orgánicos con sus respectivos estados. La Iglesia Católica fue la primera institución en separarse del régimen de Franco, en España. El poder religioso no vive en el pasado y procura evitar la inconsciencia colectiva. La Iglesia Anglicana refleja la división política y social de Gran Bretaña.

El eje Londres-Madrid nos recuerda el Holding anglo-español resultado de la fusión de Iberia LAE y British Airways, que se hizo efectiva el día 24 de enero de 2011. Particularmente el Brexit y la rebelión catalana, en su vector interno, es un pulso entre la política y los mercados. Recomendamos ver la película “La Mosca Hispánica”, protagonizada por personajes británicos en España. (1976).

Imagen de Vinson Tan ( 楊 祖 武 ) en Pixabay

Print Friendly, PDF & Email