Como sorpresa de la política española, para propios y extraños, no hay entendimiento político para elegir el gobierno de la nación, ni en el gobierno autonómico de Madrid. En este último caso, Vox & Ciudadanos se enfrentan sine die. La descomposición del régimen prosigue, aunque el bipartidismo lo digiere.

Ya hemos advertido que no existe bloque constitucional; Vox irrumpe en la política española para regenerar el sistema; pero la Constitución del 78 es un freno intrínseco a cualquier propósito regenerativo. Ciudadanos aspira a conquistar las mayores cotas de poder en el régimen del 75. Vox & Ciudadanos encarnan una contradicción desgarradora.

Los problemas entre estas dos formaciones se extienden a la región de Murcia. El propósito de Vox escapa a las reales posibilidades de este partido. La corrupción política se ha extendido por doquier, a partir de la permanencia del integrismo nacionalista, catalán y vasco.

Rivera y Arrimadas en Madrid son dos políticos catalanes que perciben una fina hostilidad en Madrid. Como el PP y el PSOE, Ciudadanos está contagiado de los males del nacionalismo; ahora se sirve de una metodología de segunda mano para rechazar a Vox. Cada día que pase se agudizará la rivalidad; ojalá nos equivoquemos…

Vox podría encarnar el nacionalismo español, pero carece de implantación suficiente en el territorio español. Ciudadanos rehuye identificarse con el nacionalismo español. El partido naranja cree que la Constitución del 78 le brinda una segunda oportunidad. Vox & Ciudadanos han tomado caminos distintos.

Rocío Monasterio San Martín es la presidenta de Vox; y la candidata por este partido al gobierno de la Comunidad de Madrid. Es sin duda el personaje más singular de Vox. Lo pudimos comprobar en las imágenes de la reunión entre Rocío Monasterio y los líderes respectivos del PP y Ciudadanos de Madrid.

Comprobamos la incomodidad que le produce al señor Ignacio Aguado (Cs) la presencia de Rocío Monasterio. Prescindiendo de las ideologías respectivas, el líder de Ciudadanos en Madrid no está a la altura de Rocío Monasterio; por lo tanto, Ignacio Aguado rehuye el encuentro.

De nacionalidad española y cubana, Rocío Monasterio es arquitecta y está casada con Iván Espinosa de los Monteros, vicesecretario de relaciones internacionales en Vox. Voces autorizadas en el análisis político aseguran que el matrimonio gana peso en el partido creado por Santiago Abascal. Vox & Ciudadanos atraen la atención de la opinión pública española.

La baja calidad de la democracia española sale a relucir en los líderes nacionales y autonómicos. Mientras, la verdadera proyección Rocío Monasterio es la política nacional. Insistimos en la profunda inquietud que sienten Ignacio Aguado, por Cs, e Isabel Díaz Ayuso, por parte del PP, ante el manejo de la situación que presenta Rocío Monasterio.

Vox es un partido quijotesco; Ciudadanos va de sorpresa en sorpresa: Rivera rompe con la cantante Malú; integrantes de Ciudadanos son mal recibidos en la manifestación LGTBI. La llave de la gobernabilidad en la Comunidad de Madrid la tiene Rocío Monasterio. Vox & Ciudadanos rompen quinielas.

Imagen de peter_pyw en Pixabay

Print Friendly, PDF & Email