El ejército de Austria advierte de un próximo gran apagón, a partir de la energía, que afectaría a toda Europa. La repercusión de la noticia ha sido muy dispar. En España, pocos medios o ninguno de TV han transmitido la sensacional noticia. Entre los grandes medios de prensa, sólo encontramos La Tribuna del País Vasco, que lo recogió en su edición dominical del día 17.

Entre la prensa extranjera, ya encontramos un precedente de lo que Austria advierte de un próximo gran apagón. Es seguro, que la advertencia austríaca parte de lo sucedido en parte de Europa, el día 8 de enero de 2021. Bloomberg informó de lo acontecido el 27 de enero del año en curso.

Los rigores del invierno pasado, provocó el colapso de parte de la red eléctrica europea; dicha red, que parte de Lisboa hasta Estambul, quedó dividida y en Europa provocó que 200.000 hogares se quedasen sin energía. La división en dos zonas europeas, groso modo, occidente-norte y el este de Europa, incluídas Grecia y Turquía. Con origen en Croacia del problema, esta decisión evitó el colapso de toda Europa.

Este hecho, que aconteció a principios del año 2021, no tuvo repercusión mediática en España.

No estamos en condiciones de asegurar de que el resto de Europa imitase el caso español; en absoluto. Lo que concluimos, es que España tiene un particular política de comunicación, con las excepciones debidas, que nos aísla un poco más del continente europeo.

Si Austria advierte de un próximo gran apagón es por el grave incidente ocurrido en Europa, a comienzos del año curso. La epidemia del Covid-19 seguía en lo alto de los estándares informativos. Austria es un país pequeño, con una superficie de 83.871 Km2;; la población, una de las más rica de Europa, no alcanza los 10 millones de habitantes. Austria es miembro de la Unión Europea, pero no es miembro de la OTAN; con Suiza, Austria pertenece a la Asociación por la Paz, rodeados de naciones miembros de la organización del Tratado del Atlántico Norte.

Mientras, en España se vive un ascenso disparatado del precio de la energía eléctrica, que repercute en toda la economía, lo que dispara la inflación al 4,1%, en septiembre de 2021; siete décimas superior al mes de agosto.

Hasta la fecha, no tenemos noticia de una reacción de la Unión Europea; ¿es posible una declaración de la Comisión Europea? De nuevo estamos ante el problema que compromete la independencia europea: no hay autonomía militar; salvo Francia, relativamente, por tener poder nuclear militar. La geopolítica europea gravita sobre este hecho, que se perpetua desde el fin de la II Guerra Mundial.

El mercado del gas, otra de las fuentes de energía necesaria para el movimiento de las sociedades modernas está convulso. Europa carece de fuentes de energía propias, salvo el acuerdo de Alemania con Rusia, a través de gaseoducto North Stream. Desde años, hay fuertes presiones de Estados Unidos para no facilitar un acuerdo UE-Rusia, en materia energética (gas).

Recordemos que Gran Bretaña abandonó la Unión Europea; sin embargo, el petróleo extraído del Mar del Norte, conocido como Brent, sigue siendo la referencia en el mercado de futuros, lo que incide directamente en Europa continental. En el último año, el barril de petróleo Brent ha ascendido un 105,57%; es un crudo de gran calidad, compuesto por 15 diferentes tipos de crudos.

Noruega también es productora de petróleo; el país escandinavo no forma parte de la UE, pero mantiene un acuerdo con la Unión Europea, a través del Espacio Económico Europeo.

Austria advierte de un gran apagón; veremos la reacción de la UE, si acaso se produjera. Mientras, en España, los dos grandes partidos PSOE y PP han celebrado sus respectivas convenciones.

 

Print Friendly, PDF & Email