El comodín de las dos Españas

May 10, 2019 by

El comodín de las dos Españas

Las recientes Elecciones Generales han divido al pueblo español en dos bloques reconocibles: derecha; izquierda (con nacionalistas catalanes y vascos y de otras regiones). El comodín de las dos Españas no es fácil reconocerlo, a pesar de los indicios que encontramos en la política española.

¿En qué consiste el comodín de las dos Españas?

La conspiración republicana no es algo que pertenezca en exclusiva a la izquierda española y las formaciones nacionalistas periféricas. En la derecha española, en el Partido Popular encontramos el comodín de las dos Españas: la apuesta republicana de ex presidentes de gobierno como J. M. Aznar y M. Rajoy.

La confusión reina en el actual Partido Popular; el líder del partido, Pablo Casado, no dispone de un mensaje político claro y directo. Los malos resultados electorales recientes (66 diputados) agravan la situación del Partido Popular. La apuesta republicana de los principales líderes populares, en el pasado, podría suponer la destrucción del Partido Popular. Mientras, la irrupción de Vox presiona sobre una percepción objetiva de la conspiración republicana.

Ya hemos advertido que la exhumación de los restos del General Franco obedece a la conspiración republicana. ¿Es el gobierno de Pedro Sánchez el encargado de liquidar la monarquía y, por tanto, el régimen del 75?

Sabemos que el conflicto catalán no tiene una solución convincente; el gobierno del tándem Rajoy-Soraya permitió la insurrección de la Generalidad catalana y ha supuesto que no es posible un acuerdo que no sea político. Una nueva república sería el marco político adecuado para un nuevo pacto, un nuevo régimen, que colmaría las aspiraciones republicanas de tantos españoles.

¿Tiene sentido que partidos como Vox, Partido Popular y Ciudadanos se alcen en la defensa de la Constitución de 1978? No, y por eso no consiguen una mayoría aplastante en los comicios generales. No han entendido estos partidos que el pacto que sustenta el régimen del 75 ha quedado destruido con la rebeldía catalana.

Sin embargo, el comodín de las dos Españas si lo ha entendido: Mariano Rajoy no dimitió y permitió la victoria de la moción de censura presentada por el Partido Socialista.

La derecha española, heredera del franquismo sociológico, no tiene un líder que esté a la altura de las circunstancias. Tampoco sabemos si la España nacional apostaría por una república, pero con orientación derechista; esto no es posible, sencillamente. La monarquía es una mal menor, desde el regreso de Fernando VII.

Que los ex presidentes Aznar y Rajoy favoreciesen el dominio mediático de la izquierda española sólo se explica por su apuesta republicana. Reconocemos que los grandes partidos están influenciados por los partidos nacionalistas periféricos. Si en Galicia o Valencia, el Partido Popular ha aceptado el chantaje lingüístico de los nacionalistas es por la deriva republicana de una parte del Partido Popular.

Tanto el señor J. M. Aznar o Mariano Rajoy no necesitan dar explicaciones públicas de su deslealtad. Ahora nos explicamos que J. M. Aznar eligiera a M. Rajoy como sucesor en el Partido Popular.

¿Tiene el líder socialista Pedro Sánchez el empaque necesario para avanzar en la conspiración republicana, con el apoyo de Unidas-Podemos y los partidos nacionalistas? Creemos que no, y la agonía del régimen se alarga.

¿La Monarquía española es consciente de la situación conflictiva que soportamos? Tampoco podemos dar una respuesta positiva. Es más fácil apostar en cualquier cosa que en la garantía de la Monarquía española.

No tenemos ningún interés en las cadenas televisivas generalistas españolas. Ya sabemos a qué obedecen. No obstante, es muy complicado, dada la arquitectura política-jurídica, plantear un referendo monarquía-república. El contexto internacional, en donde la familia de los Borbones tendrá apoyos, puede ser un obstáculo para un cambio de régimen.

Una consulta en Cataluña, sobre la independencia de la región, podría provocar una crisis nacional que desembocase en una transición hacia una república. Son conjeturas para el comodín de las dos Españas.

Print Friendly, PDF & Email

Related Posts

Share This

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies