En Madrid reaparece Aznar con declaraciones a Antena 3 TV. Los medios de comunicación amplifican el desacuerdo del ex presidente y el Partido Popular.  Las noticas judiciales de la corrupción política son constantes y el desapego de la ciudadanía hacia los grandes partidos está en los mentideros periodísticos y políticos. La policía avisa que ETA podría volver a cometer un atentado. ¿Hay una operación en marcha para cerrar el ciclo político encabezado por Partido Socialista y Partido Popular?

Una especie de II transición. Ya se necesitó un cambio de régimen, en 1975, para introducir la monarquía constitucional. Juegos con ETA, en la actualidad, van en la dirección contraria: el régimen, con la nueva ley de transparencia o la reforma judicial que se prepara, puede estar tentado en reavivar el pasado criminal. La actitud secesionista del gobierno catalán es ambivalente: podría frenar o ayudar al advenimiento de un nuevo régimen en España. Sea lo que fuere, el actor principal es Estados Unidos. España es un ejemplo de país sometido a la pax americana.

Estados Unidos decretó la Primavera Árabe. Un cambio político radical en España necesita la aprobación del país norteamericano. No basta con los anhelos populares aparentemente representados por Aznar u otros políticos que desafían la legalidad. Los periodistas pueden crear corrientes de opinión y vaticinar cambios drásticos en la escena de la política española.

Rosa Díez abandonó el PSOE y lidera UPYD, que se postula en la actualidad. Los disidentes del Partido Popular podrían crear una nueva formación y emular a los socialistas. Operaciones que no dan al traste con el régimen político que rige para la nación española.

Lo cierto es que no hay signos de que la política española se encamina a un nuevo ciclo. Y hay otros acontecimientos que requieren nuestra atención.

Se ciernen dudas sobre Eurovegas. El lunes pasado, el magnate Sheldon Adelson se reúne con el presidente del gobierno español. Eurovegas vendría a un país que no conoció el Plan Marshall, tras la II Guerra Mundial. La implicación del estado en el mercado compromete el proyecto americano. La ideología neoliberal enfrenta mercado con el estado; pero los mercados han progresado gracias al estado, en un ambiente social que presenta la suficiente corrupción, en las sociedades occidentales. España, por tanto, no es una excepción. Al no haber antecedentes, para el estado y para el mercado, Eurovegas podría fallar, pese a lo avanzado por el gobierno regional madrileño.

Día del Corpus Christi en España. Solemnes  procesiones y una grey desconectada de la realidad: 100.000 cristianos mueren asesinados en Asia, África y Oriente Medio, al año, según denuncia el representante del estado Vaticano en la ONU. Una Europa agnóstica filtra las noticias. La elección del nuevo Papa como la renuncia del anterior, aparecen como una enorme frivolidad, unos eventos sin ligazón con la realidad. Instituciones petrificadas y líderes sin poder fuera de los muros que los encierran: El Sumo Pontífice católico o los líderes políticos europeos. Los cristianos sirios abandonados a su suerte. Los gobiernos occidentales no defienden intereses religiosos desligados del mercado.

En el día de las Fuerzas Armadas, la única justificación de la Monarquía de Juan Carlos I es que las sediciosas regiones españolas alcancen sus objetivos. ETA ha sido “un niño mimado”; ahora corresponde al gobierno catalán la fase política.

Así que no podemos asegurar nada definitivo. No sabemos si ha llegado el momento de la renuncia del monarca español. El Partido Popular y el Partido Socialista tienen intereses comunes que tienen que defender. Los próximos comicios pueden ser vistos como un plebiscito del régimen. Si la ciudadanía no se divide…

Para la nación española, el problema no es Monarquía versus República. Los regímenes políticos, ya desde el siglo XIX, se descomponen. La monarquía actual está artificialmente sostenida por las alianzas y nuestro sometimiento a la pax americana. La corte de las maravillas y los milagros necesita nuevos actores, pero no se sabe cuando llegarán. No ha servido de nada que bajo el régimen de Franco se haya creado una clase media. Las mismas contradicciones y traiciones de las clases dominantes.

Print Friendly, PDF & Email