El ex presidente del gobierno español ha escrito el libro “Una España mejor”, que saldrá al mercado editorial el próximo 3 de diciembre. Reaparece Rajoy en un momento delicado para el Partido Popular. Como anteriores presidentes del gobierno de España, Rajoy no fue un servidor del Estado y la nación española.

Llegamos a tal conclusión sopesados los logros y los fracasos. La rebelión catalana ha tumbado un pronóstico favorable al ex presidente Rajoy.

Precisamente, mientras el gobierno en funciones socialista ha trasladado los restos del ex jefe del Estado español, Francisco Franco Bahamonde, desde 1936 a 1975. Gracias a la forma dictatorial, el ex general pudo ser un servidor del Estado y de la nación española, a pesar de la defección de la España republicana.

Ninguno de los ex presidentes del gobierno español del régimen del 75 puede ser considerado servidor del Estado y de la nación. Reaparece Rajoy para recordárnoslo. La concepción del poder en una democracia liberal consiste en un poder limitado. Aunque altos funcionarios son los dirigentes de los partidos políticos, la institución central de un sistema democrático es un elemento extraño al Estado.

Por lo tanto, el régimen democrático tiene un precio. Dala la concepción del poder que fundamenta un sistema parlamentario bicameral, los grandes problemas no pueden atajarse, porque los partidos políticos persisten en la división. Los tribunales de Justicia son un instrumento del Estado y no debe extrañarnos las sentencias favorables al gobierno de turno.

Cualquiera de los ex presidentes del gobierno de España ha cumplido con lo que se exige en un régimen democrático. Como tal, ellos han servido al poder, pero de forma limitada. Reaparece Rajoy para reafirmarnos en todo cuánto decimos.

No obstante, hay que reconocer que la izquierda española aspira a una concentración del poder que no encaja estrictamente con las reglas democráticas, pero el poder justifica cuánto se haga en su favor.

El sistema democrático se renueva con las elecciones generales; en España se celebrarán unas nuevas el próximo 10 de noviembre. Como la división se perpetua, el poder aparece menoscabado y las crisis políticas, económicas o sociales no se resuelven satisfactoriamente para el conjunto de una sociedad avanzada. El pacto post electoral es un recurso que esconde la división entre partidos sin resolver la competencia entre líderes políticos.

Reaparece Rajoy en el momento en que el líder actual del Partido Popular, Pablo Casado, ha girado a favor del legado de Rajoy, con la incorporación de Ana Pastor en la lista electoral del Partido Popular para las próximas elecciones. Ana Pastor será la segunda candidatura por Madrid.

El poder es la única cosa incorruptible. Toda forma de gobierno sirve a los interés visibles y ocultos del poder. En las sociedades avanzadas el espectáculo del poder es constante en un sistema democrático. Y reaparece Rajoy para invitarnos a leerlo su libro.

Imagen de Alexas_Fotos en Pixabay

Print Friendly, PDF & Email