Estados Unidos, la primera potencia mundial, estudia la viabilidad militar de China 2049. El pasado noviembre de 2021, El Congreso de los Estados Unidos recibió el informe anual que reporta el departamento de Defensa de Estados Unidos. China, sin duda, es la gran inquietud para el predominio norteamericano en la zona Asia-Pacífico. Es Pekín, el gobierno del Partido Comunista Chino, el que ha fijado su objetivo militar-civil para alcanzar una paridad con cualquier otra gran potencia mundial. China 2049 es el nombre que recibe “el rejuvenecimiento de la nación china”.

China, con una superficie de 9.597 millones de Km2 ; una población de 1.402 millones de ciudadanos, según datos de del Banco Mundial (2020). Pese a la extensión del país, tienen una única zona horaria. El empuje de la economía de China le permite un frenesí constructor, con bastantes rascacielos, el tipo de arquitectura símbolo que impresiona y proyecta poderío, tanto en el mundo capitalista como en un país comunista como China.

Una de las conclusiones más importantes del informe del Congreso de Estados Unidos sobre los planes de China 2049:

“Fusionar el complejo industrial de defensa con la base industrial civil; 2) integrar desarrollos tecnológicos en los dominios militar-civil; 3) cultivar talento entre ambos dominios; 4) aprovechar la construcción civil para fines militares; 5) aprovechar la logística civil para fines militares; y 6) ampliar el sistema de movilización de defensa nacional”. Fuente: https://www.geopoliticalmonitor.com/

Si nos atenemos a estas conclusiones, aportados por los especialistas estadounidenses, China persigue una fusión del poder militar con el gran desarrollo de la economía y de la sociedad de China. Sin duda, es un plan muy ambicioso, que persigue el relanzamiento de la potencia asiática a la paridad con Estados Unidos. China es consciente, que hoy por hoy, no está a la altura militar de Estados Unidos.

Mientras tanto, la Unión Europea carece de una política exterior relevante. El nuevo gobierno alemán, fruto de una coalición del partido SPD (socialdemócrata) con los Verdes y el Partido Liberal Democrático, lleva muy poco tiempo en el poder. En lo que concierne a los españoles, el gobierno alemán ha manifestado su disposición a reestablecer las relaciones con Marruecos y reconocer la soberanía de éste país sobre el Sahara Occidental.

Una de las prioridades de China, para conseguir la paridad militar con Estados Unidos, es encontrar bases militares en países extranjeros que lo acepten. Posibles candidatos: Camboya, Tailandia, Sri Lanka, Emiratos Árabes Unidos, Kenia, Tanzania…

China nos recuerda El Gran Salto Adelante, que el régimen chino, encabezado por Mao Zedong, durante los años 1958 y 1961, poso en marcha para revolucionar la economía, la sociedad y la cultura china. Se crearon comunas populares, se prohibió la propiedad privada de la tierra; se favorecía los proyectos que requerían el empleo de mano de obra intensiva. A la vez, El Gran Salto Adelante permitía las iniciativas industriales pequeñas y de mayor envergadura.

China es consciente que ha conseguido mejorar su influencia en medios sociales, culturales y empresariales de Occidente. China 2049 persigue mejorar tales activos, que son comparables con el Soft Power de Estados Unidos. Con matices, como es lógico; pero China no pretende imitar a Estados Unidos, sino recuperar una nueva identidad, ahora con predominio militar; China 2049.

Dado el potencial económico y humano, China aspira alcanzar con un nuevo Salto Adelante; China 49 es la aspiración lógica de la segunda potencia mundial. El poder militar de China puede disuadir, pero no puede competir con Estados Unidos.

Desde Occidente, se mezcla la geopolítica con los avatares diarios; mientras una epidemia, con origen en China, se renueva con una sexta ola que concita el interés de la opinión pública occidental. Europa es la huérfana en la escena mundial.

Ahora, las noticias conjeturan sobre la posibilidad de una invasión de Ucrania por Rusia. Recientemente, Rusia se implicó en la defensa de Kazajastán, con éxito.

China fracasó con El Gran Salto Adelante, para el punto de vista occidental. Sin embargo, Por El Principio de Realidad, y de algún modo, China ha alcanzado un status inmejorable en el equilibrio de poder mundial. Aquellos desarrollos chinos, entre finales de la década de los cincuenta y plenamente en la década de los sesenta, han preparado el nuevo gran salto que conocemos como China 49.

 

 

Print Friendly, PDF & Email